La Integridad: pilar fundamental del liderazgo

Hace unos años en Nueva York, Estados Unidos, un empresario de nombre Jerry se dirigió a un hotel con una bella dama; una vez instalados en el cuarto decidieron pedir una pizza para cenar. Tras esperar unos 15 minutos les llevan la pizza, el caballero que estaba hambriento se apresuró a abrir la caja y sorprendido por el hallazgo de una fuerte suma de dinero, le dice a la mujer “mira lo que encontré en lugar de la pizza”, ella alegremente le respondió “es un regalo de Dios para nosotros”.

El hombre exclama: “No, esto no es nuestro y voy a devolverlo al restaurante, a mí me enseñaron a no tomar lo que no me corresponde, espérame aquí, ya regreso”. Llega el empresario al restaurante y pide hablar con el gerente, a quien le expresa su malestar porque no le llevaron la pizza que ordenó.

El gerente extrañado le dice que según sus reportes le llevaron su orden en tiempo y forma. “En lugar de mi pizza, me entregaron esto” – refirió el empresario.

Tras varios segundos de silencio y con rostro atónito, el gerente en voz baja le dice “sabía usted que acaba de salvar de la cárcel a tres cabezas de familia. Al parecer nuestro cajero por equivocación guardó el dinero de las ventas de todo una semana en una de las cajas de entrega”.

Un acto de honestidad como el suyo no puede pasar inadvertido- le expresó el gerente, permítame llamar a los medios de prensa para que reporten lo que usted acaba de hacer. “De ninguna manera señor, no quiero salir en los medios, lo único que quiero es que me entreguen la pizza que ordené”- externó el empresario. Además de ser honesto, es usted un hombre humilde, por eso comprendo que no quiera salir en los medios, pero su honestidad puede servir de ejemplo a la sociedad de que aún hay hombres con valores en este mundo. El hombre le susurra al oído al gerente “no puedo salir en los medios porque la mujer con lo que estoy en el hotel no es mi esposa”.

Muchas personas y líderes alrededor del mundo han escuchado a menudo hablar de la importancia de ser íntegros. Pero a pesar de ello, un gran número de líderes políticos, empresariales, religiosos o gremiales han visto un rápido desplome de su liderazgo, como consecuencia de la falta de integridad. Ha sido común ver en los medios de comunicación las noticias acerca de escándalos de corrupción y de orden moral de personas que ostentan una posición de liderazgo. Toma años construir un liderazgo, pero destruirlo sólo toma unos segundos.

¿Qué garantiza tener un liderazgo de excelencia y conservarlo a través del tiempo? La respuesta es la integridad. Pero ¿Qué es la integridad? The American Heritage Dictionary, define a la integridad como una firme adhesión a un estricto código moral o ético; el estado de mantenerse incólume; solidez o la cualidad o condición de ser íntegro o no dividido. Procede de la palabra integer, que significa entero o completo.

De acuerdo a esta definición la integridad es totalidad, de manera que no existe tal cosa como ser íntegro en los negocios y no ser íntegro en la vida privada, porque la integridad se tiene como cualidad o no se tiene. Debe existir una coherencia entre lo que se dice y lo que se hace.

La diferencia entre un gran líder y uno mediocre es el pilar sobre el que están cimentados. Todo ingeniero sabe que los pilares son la pieza clave que soporta el peso de un edificio, si los pilares no están bien toda la estructura cae, lo mismo ocurre con el liderazgo.

El líder de excelencia debe actuar sobre la base de la integridad, que es la que permite que los seguidores o colaboradores confíen en él, si el pilar de la integridad falla, el equipo dejará de confiar en el líder y por consiguiente perderá su capacidad de influencia en ellos, y sin influencia no hay liderazgo.

El escritor y orador motivacional Zig Ziglar afirmó que “la honestidad y la integridad son absolutamente esenciales para el éxito en la vida, en todas las aéreas de la vida. La buena noticia es que cualquier persona puede desarrollar tanto la honestidad como la integridad”. Lo que se necesita para cultivarlas como parte del carácter personal… es, un firme compromiso y perseverancia.

El líder debe hacer siempre lo correcto, basándose en los principios que rigen su vida, porque al final, esto le ofrece la seguridad de que no lo señalen por nada indebido. La Biblia en Proverbios 10:9 enseña: “Quien se conduce con integridad, anda seguro”. Un líder de excelencia pone la integridad como el pilar fundamental de su liderazgo.


Roberto Hernández Conferencista & Trainer

Autor: Roberto Hernández

Conferencista & coach internacional. Director ejecutivo del Instituto de Oratoria & Liderazgo “SUPÉRATE”. Embajador de la Red Mundial de Conferencistas.

Anuncios

Acerca de SUPÉRATE

"SUPÉRATE" - Instituto de Oratoria y Liderazgo- es una institución que ayuda a las personas a desarrollar su potencial de liderazgo a través del fortalecimiento de sus habilidades de comunicación. Bajo la dirección de Roberto Hernández, Conferencista y Coach Internacional, experto en comunicación, liderazgo y desarrollo personal.

Publicado el 11 de agosto de 2014 en Liderazgo y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: