La historia de éxito de Rosendo Álvarez

Rosendo Álvarez

Ir a descargar

Rosendo José Álvarez Hernández, quien fue dos veces campeón mundial de boxeo y actual copropietario de la empresa Bufalo Boxing Promotions, concedió una entrevista al conferencista y coach, Roberto Hernández, para el segmento “Casos de Éxito” de su programa radial ¡SUPÉRATE! que se transmite a nivel internacional en la emisora mexicana Radio Apyt, en la que cuenta su inspiradora historia de superación personal.

A continuación transcribimos la entrevista completa a Rosendo “El Bufalo” Álvarez que se emitió ayer en vivo por la radioemisora.

Muchas gracias Rosendo por tu tiempo para esta entrevista.

Muchas gracias a ti por este segmento tan importante que estás trabajando para llegar al sentimiento y corazón de las demás personas que necesitan un empujón para motivarse y convertirse en líderes, en gente de éxito, gente próspera, bendecida por Dios, personas que luchan como salir de los momentos más difíciles que uno pasa en la tierra.

Rosendo existe el mito de que la mayoría de personas de éxito son personas que nacen en cuna de oro, en situaciones de privilegio, quiero que la gente que nos está escuchando (programa radial) sepa ¿Cuáles son los orígenes, de dónde viene Rosendo Álvarez, dónde nace y las situaciones en las que crece?

Bueno, yo soy originario de Ciudad Sandino, un barrio muy popular acá en Nicaragua, en Managua. Después del terremoto de 1972 mi familia se tuvo que ir a vivir a ese lugar porque allí llevaron a todas las personas que quedamos damnificados por el terremoto, sin vivienda, entonces se les regaló terrenos allá en ese lugar que en aquel entonces se llamaba Open 3 y posteriormente llegó a llamarse Ciudad Sandino en el año 1980 cuando ganó la Revolución, el gobierno sandinista, y así se quedó popularmente.

Me siento muy orgulloso de haber salido de este barrio porque es un barrio donde hay mucha gente luchadora, gente muy pobre, gente que ha luchado para salir adelante y hoy mismo en la actualidad me veo en el reflejo de lo que ha crecido nuestro municipio en gran manera, gracias al esfuerzo de todos los ciudadanos que viven en ese lugar, que han demostrado ser gente perseverante y por ejemplo estoy yo que salí a convertirme en un campeón del mundo viniendo de una familia muy humilde, gente pobre con limitaciones económicas.

Crecí en los momentos de guerra, en el año 1979, a los nueve años mi papá fue asesinado en la guerra junto a mi hermano y nunca logramos encontrar su cuerpo. Al finalizar la guerra en el 79, inició una nueva época para mi vida, ya tenía diez años y comencé a ver un futuro completamente negativo, mi mamá es una mujer muy humilde, con costo sabe leer y escribir, no fue a la escuela ella, pero es una persona muy esforzada y cristiana, ella me infundó los principios de creer  en Dios y en mi mismo, porque si un hombre no cree en su lucha también Dios no te apoyará en tu lucha, Dios prospera a los que se esfuerzan, a los que luchan, a los sueñan  y a los que con perseverancia le demuestran que tenemos la voluntad de querer salir adelante y convertirnos en personas de éxito.

Yo soñaba con ser un deportista, yo quería ser beisbolista y jugué béisbol en las ligas infantiles pero no logré avanzar, era muy pequeño de estatura, mido cuatro pies cinco pulgadas, soy muy chico para jugar béisbol y no tenía ningún futuro en la grandes ligas, entonces decidí ver a mi derecha y miré que estaban jugando fútbol, me metí a jugar fútbol y todo mundo comenzó a patearme también, y a golpearme porque eran más fuertes que yo, más grandes, pero mostré valentía, pero, en el fútbol no se trata de valentía, se trata de tener habilidad y yo no tenía los recursos, quizás. Entonces en ese momento habían llegado a buscar deportistas a una unidad militar donde yo estaba prestando el servicio militar patriótico, porque yo fui cumplidor del servicio militar que era una ley puesta por el gobierno en ese momento, y que había que defender la patria.

Resulta que me puse los guantes con alguien más fuerte que yo y lo noquié en el primer round, entonces me gustó, al siguiente día volví a competir y volví a noquear a otro, y entonces vieron los encargados de hacer deporte que yo tenía muy buena pegada, tenía coraje, era valiente y tenía una juventud, apenas dieciséis años. Y decidí quedarme en el boxeo para no continuar en la unidad de combate para no ir a la guerra.

En un artículo que tu escribiste en tu Facebook el año pasado y que nosotros publicamos en nuestro blog, escribiste que a los diecinueve años tuviste el sueño de ser alguien exitoso, comenzaste a creer que tu futuro podía cambiar, a los dieciséis años descubres el boxeo, pero a los diecinueve tienes este sueño de tener fama, de alcanzar el éxito y tener mucho dinero. Cuéntanos  ese momento cuando Rosendo empieza a triunfar en el boxeo. 

Tres años después de estar en el servicio militar y de estar boxeado como amateur, agarré experiencia, hice un record de 87 peleas perdí doce y gané el resto, y fue cuando me ofrecieron saltar al boxeo profesional pero lo hicieron de una manera para que el otro que iba a pelear conmigo aumentara su record de victorias, porque estaba invicto en doce peleas, yo nunca había peleado (como) profesional, sin embargo, se me dio la oportunidad y noquié a Pablo Torres en el segundo round, así sucesivamente vine venciendo a todos los rivales invictos que habían, los vencí a toditos por nocaut. Me convertí en el término de tres años en uno de los mejores prospectos del país en el ámbito profesional y comencé a tumbar obstáculos, comencé a vencer la adversidad , comencé a ganarle a rivales, comencé a vencer todo lo que se pasaba por delante de mi porque yo había tenido un sueño personal, un día estaba dormido y Dios, pienso que Dios es el único que te puede poner sueños, y Dios me puso en el sueño que iba a ser grande, grande, grande en la vida, yo me lo creí  y lo logré crear de verdad. Porque a los tres años de haber debutado en el boxeo profesional me coroné en el tercer campeón mundial nacido en Nicaragua.

Vencí a Chana Porpain, campeón invicto en treinta y cinco victorias, nueve defensas, nunca había perdido, (fue) dos veces super campeón  mundial, para todo mundo yo no iba a ganar. Tuve muchos amigos que me dijeron tú no eres nadie, mejor salte del boxeo, tú no vas a ir a ningún lado, tú lo que eres es un vago busca como estudiar, busca como trabajar; no me dijeron nada malo en mandarme a estudiar pero sí me dijeron malo cuando me dijeron vago… Un vago no obtiene éxito, un vago no obtiene disciplina, yo si todos los días estaba en el gimnasio, todos los días estaba corriendo, el único error fue no haber continuado mis estudios, me quedé hasta segundo año de secundaria y no avancé más allá porque yo tenía que mantener una familia, mi mamá es una mujer… En la actualidad tiene noventa y cinco años, y yo he sido su sostén (económico) único de ella porque soy el único hijo varón y el único hijo que puede velar por ella.

Entonces, basado en todo eso que estaba sucediendo en mi vida yo tenía que esforzarme al máximo para lograr alcanzar el éxito y no me importó lo que opinaran los demás, lo que dijeron algunas veces algunos familiares míos también (que) quisieron desmoralizarme diciéndome  que yo no iba obtener éxito, que yo no podría triunfar, sin embargo, en mi mente solo resonaban los tambores ‘tú vas a ser campeón mundial, tú vas a ser campeón mundial’, y tres años después de haber debutado en el profesionalismo me coroné en el tercer boxeador de Nicaragua en coronarse campeón del mundo al otro lado del mundo allá en Tailandia.

¿Qué pasa en la vida de Rosendo una vez que obtiene la primer corona mundial? Se que también alcanzas tu segunda corona mundial, ese sueño que tuviste jovencito de ser famoso, comienzas a salir en todas las revistas del mundo y comienza a venir el dinero. ¿Qué errores cometiste en esa época, que tu ahora tratas de ayudar a los boxeadores con los que trabajas a que no cometan esos mismos errores, que te llevaron a problemas en tu vida?

Bueno, fui un campeón sólido, en apenas año y medio llegué a amasar una fortuna de un millón de dólares, eso para mi era un sueño demasiado exagerado porque yo nunca soñé en tanto dinero. En un país tan pobre como el nuestro, de la familia donde yo dependo, en un barrio como en el que yo crecí, nunca pensé llegar a tener todo lo que un joven desea, comencé a comprar vehículos, comencé a tener (comprar) casas, comencé a tener propiedades, a hacer negocios, decidí crear una promotora (empresa boxística) junto a mi ex esposa y eramos los líderes en el éxito. Dios estaba bendiciendo mi vida, pero en ese momento cuando ya tengo tanta fortuna, tanto dinero, comienzas a relacionarte de gente negativa, gente que no se acercan a uno para ayudarte como ser una mejor persona sino para obtener beneficios para ellos, y acabar con tu plata.

Entonces comencé a derrochar dinero y me comencé a meter en el alcohol, comencé a tomar en todas las fiestas, en las noches en las discotecas y comencé a buscar aventuras con mujeres, porque cuando eres famoso todo mundo quiere estar alrededor tuyo, las chicas, los amigos, los que quieren beneficiarse con vos, los que quieren hacer negocios, era algo grandioso. Yo estaba completamente sorprendido del logro que había alcanzado, un joven tan humilde y tan pobre como yo, que crecí en una pobreza muy grande, al llegar a tener tantos elogios, tanta riqueza, propiedades, joyas, buena ropa, buenos perfumes, todas esas cosas te transforman si te descuidas en una persona ciega, te transforma en otra persona, no en la que eras antes de llegar a la cima.

Leí en tu artículo testimonial en Facebook que también vino producto de esos errores, del derroche de dinero, de caer en el vicio del licor, de pronto comienzas a perder todo, también tu carrera, el promotor con el que estabas en ese momento no promovía peleas para ti y comienza a apagarse tu carrera ¿Qué pasa en ese momento cuando comienza a desplomarse tu vida?

Bueno, yo soy un hombre de sueños, tengo un nombre Rosendo José, José significa soñador, yo siempre he sido un soñador y soñé que iba a quedar en la ruina siete años antes que ocurriera, era un aviso por parte de Dios a mi vida de la misma manera que me había dicho vas a ser grande, cuando yo comencé a desorientarme me fui a dar cuenta que ya estaba hasta el cuello de tantos problemas, comenzamos a perder dinero, comencé a meterme en negocios que no producía, gran parte de mi pérdida económica  fue haber hecho negocio con gentes que me propusieron hacer negocio, ellos ponían la idea y yo ponía la plata. Después al año me decían ‘perdimos, fracasamos, vos perdiste el dinero y  nosotros la idea’, entonces me fui quedando solo, sin amigos, sin esposa, porque hasta mi esposa me dio la espalda cuando perdí por última vez con Jorge “El Travieso” Arce, una de las peleas más importantes de mi vida en búsqueda de la tercer corona mundial y yo perdí esa oportunidad, fue parte de mi indisciplina porque comencé a tener muchos hábitos con la bebida alcohólica.

En el transcurso de haber perdido la orientación de mi vida al haber perdido esa pelea, fue el susto cuando comencé a ver que todo mundo se largaba de mi. Me multaron con cincuenta mil dólares por no haber marcado el peso con (en la pelea) Jorge Arce, me multaron porque tomé unas pastillas diuréticas para evacuar liquido y fue una gran pérdida, de la pelea no me entregaron ni un solo centavo y el resto que quedó lo cobró mi ex esposa que era mi manager en ese momento.

Caes en ese momento, pierdes a toda la gente que te rodeaba en el momento de éxito, pierdes propiedades, pierdes el dinero. ¿Cómo resurge Rosendo Álvarez, porque quiero que también nos hables del Rosendo actual? Tienes hoy en día una de las promotoras boxísticas más exitosa de nuestro país que es Bufalo Boxing Promotions. ¿Cómo viene el resurgimiento  de Rosendo Álvarez y cómo se vuelve a levantar?

Tuve que rendirme ante Dios, yo dije ‘hice tanto mal que me merezco lo que estoy viviendo’; tuvieron que pasar siete años difíciles, no creas que fue fácil para mi aceptar que ya no tenía dinero, que ya no tenía amigos, que ya no tenía un hogar ni mis hijos ni nadie me volvía a ver, caía tan olvidado de la gente que hasta aún en Nicaragua tuve que estar siete años fuera de mi país por vergüenza deportiva que tengo, yo no quería regresar porque como había perdido ante Jorge Arce por la tercer corona, no porque Jorge Arce hubiese sido mejor que yo sino porque no llegué en optimas condiciones por haber estado en la indisciplina y en el divorcio que me perjudicó en ese momento.

Entonces, tuve que reconocer que tenía problemas con la bebida, tuve que reconocer que sin la voluntad de Dios yo no soy nadie, tuve que aceptar que si no luchaba por mi sueño no iba poder vencer mi adicción al alcohol y un día solo recuerdo que rogué a Dios por una esposa, y dije ‘nunca he buscado una esposa que me la haya orientado usted, siempre la busqué a mi manera’, y en ese momento apareció Ruth hace cinco años, se convirtió casi un pilar fundamental para mi vida porque gracias a Dios también ella era cristiana y me ayudó a vencer la maldición que yo traía arrastrando, que era el alcoholismo, logré salir del alcoholismo, logré salir de la miseria, volví a levantarme nuevamente junto a ella y el apoyo de amigos que confiaron en mi, varios empresarios que me apoyaron para que yo iniciará esta nueva empresa promotora y surgiéramos de la nada.

Hace tres años junto con mi esposa pusimos un poco de dinero, ella y otro poco yo, y fundamos Bufalo Boxing Promotions, hoy en día somos la promotora que más eventos boxísticos producimos al año, hemos generado mucho empleo, hemos generado impuestos a nuestro gobierno, apoyamos la iniciativa del gobierno de mi país porque han trabajado en pro del desarrollo de la juventud y el progreso en la educación de cada joven de esta nación, y eso es lo que estamos haciendo. Por eso, Bufalo Boxing ha hecho alianzas con la universidad UHISPAM para ayudar a orientar a los atletas a que deben estudiar, deben ir a la universidad , debe ir a la par su carrera boxística con su carrera universitaria, lograr alcanzar una profesión para que cuando obtengan la bendición de convertirse en campeón del mundo sepan administrar su dinero, que no les pasó lo que me sucedió a mi, esa es mi lucha continua de todos los días.

En la actualidad gracias a Dios brindó charlas de motivación a jóvenes con problemas en adicciones de alcohol y drogas. Tenemos una alianza también con ODERA, el centro de rehabilitación de jóvenes adictos, a quienes yo imparto charlas de motivación y también hacemos donaciones por parte de nuestra empresa promotora, conseguimos donaciones con otras empresas para este tipo de actividades. También visitamos los centros de rehabilitación de diferentes lugares  y también las cárceles, trabajamos con los jóvenes en riesgo que han ido a prisión, que son menores de edad y que son rescatables aún, para que ellos entiendan que en la vida hay siempre una puerta de escape para salir de la miseria, salir del error y de los vicios.

¿Cuál es tu frase favorita Rosendo, con la que tú te sientas identificado como filosofía de vida? ¿Cuál sería esa frase?

Para mi una de las frases muy fundamentales yo la sacó de la Biblia ‘esfuérzate y se valiente’, no temas nunca ni desmayes aún estando al borde de la muerte.

Para concluir esta entrevista Rosendo ¿Qué mensaje final te gustaría agregar para los jóvenes, para los adultos, para las personas que están escuchando (radio) acá en Nicaragua, México y todos los que se conectan a la emisora de diferentes países?

Quiero decirles a todos los oyentes de tu programa, a los que leen, nunca permitan que alguien les diga que no pueden hacer nada, nunca se dejen vencer por las adversidades y siempre hay que sobresalir por encima de la adversidad, y vencer los miedos, vencer los temores, vencer todos los obstáculos , aún cuando sea tu propia familia los que te digan que no vas a hacer nada en la vida, tienen que continuar luchando. Hay que ir a la escuela, hay que ir a la universidad, hay que graduarse para convertirse en gente de éxito; en este mundo en la actualidad no necesitamos fracasados, necesitamos gente exitosa, gente que produzca buen fruto para ayudar a las demás personas, no solamente luchemos por nosotros, hay que luchar pero hay que transmitirles a las demás generaciones cómo es el camino al éxito, cómo llegar, cómo obtener fortuna, fama y una buena vida.

Toda la gente debe luchar por tener un buen hogar, por tener una buena familia, por tener un buen carro, por tener cuentas bancarias, por tener algo que le genere un estatus de vida tranquila, donde no estés preocupado cómo pagar la renta, cómo voy hacer mañana para comer, qué leche le voy a dar a mi hijo si no tengo dinero. El hombre que no se esfuerza y que no lucha jamás logrará vencer la adversidad, hay que ser perseverante, creer en Dios y en uno mismo, porque Dios nos dio el poder de vencer cualquier obstáculo y convertirnos en ricos o en pobres, eso dependerá de lo que el ser humano sueñe, yo sueño en grande.

En la actualidad estoy metiéndome a otro negocio , hemos fundado una empresa constructora de mármol y granito,  no hemos despegado porque se me han puesto obstáculos pero le digo a mi esposa ‘yo soy un campeón de boxeo y soy un campeón de la vida’ , yo voy a luchar hasta donde Dios me lo permita pero yo voy hacer que esta empresa surja de la misma manera que surgí yo en el boxeo.

Así que les mando un mensaje a todas las familias del mundo entero, de Nicaragua, de México y de cualquier país, tengo un buen concepto del pueblo mexicano, le tengo mucho respeto, peleé en ese lugar contra uno de los mejores peleadores de la historia de México, Ricardo “El Finito” López, un gran deportista a quien le tengo mucho cariño y admiración, tenemos una amistad y me siento muy contento de haber sido yo quien lo mandó a la lona porque me permitió demostrarle al mundo que en Nicaragua había un muchacho, que salió de un barrio pobre para sorprender al mundo. Así que todas las personas que me escuchan deben creer en sus sueños, deben de creer en la voluntad de Dios, que es hacer que el hombre y la mujer, y jóvenes del mundo prosperen y se conviertan en grandes líderes para salir al mundo, y demostrar que todo es posible siempre que luchemos.

Rosendo Álvarez y Roberto Hernández

Rosendo Álvarez, ex bicampeón mundial de boxeo y actual empresario, con el coach Roberto Hernández, director y conductor del programa ¡SUPÉRATE!

Banner Programa

Escucha todos los martes en vivo a partir de las 4:00pm (hora de Nicaragua) al conferencista, coach y locutor, Roberto Hernández, en su programa motivacional ¡SUPÉRATE!  a través de la emisora mexicana Radio Apyt (www.radioapyt.com)

Anuncios

Acerca de SUPÉRATE

"SUPÉRATE" - Instituto de Oratoria y Liderazgo- es una institución que ayuda a las personas a desarrollar su potencial de liderazgo a través del fortalecimiento de sus habilidades de comunicación. Bajo la dirección de Roberto Hernández, Conferencista y Coach Internacional, experto en comunicación, liderazgo y desarrollo personal.

Publicado el 20 de julio de 2016 en ¡SUPÉRATE! Radio y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: